DESCARGAR TEORIA LITERARIA FEMINISTA TORIL MOI

No es casualidad que la crftica feminista an- gloamericana haya estudiado tan abrumadoramente la novela escrita en el gran periodo del realismo, comprendido entre y , y con especial interes la epoca victoriana. Esta especie de excavacion narcisista hacia el propio Yo, no es mas que una caricatura del principio de las feministas: Thinking about Women es una obra que expone las conse- cuencias negativas del pensamiento por analogfas sexuales, no invita en ningun momento a seguir esta practica. El libro respondla claramente a una fuerte demanda tanto de alumnos como de profesores, puesto que se reedito varias veces seguidas 1. La mision de la crftica feminis- ta sigue siendo la de escuchar atentamente la voz de su senora, que le expone la autentica experiencia de la mujer. Gilbert y Gubar pasan por alto estos aspectos, mencionando a Mill solo dos veces de pasada, citandolo en ambas ocasiones como paralelo de Mary Wollstonecraft. La crftica formalista aqui mencionada pare- ce referirse a la Nueva Crftica Americana, preocupada fundamental- mente de los aspectos formales del texto literario, a expensas de fac- tores histbricos y sociologicos.

Nombre: teoria literaria feminista toril moi
Formato: Archivo ZIP
Sistemas de operación: Windows, Mac, Android, iOS
Licencia: Uso Personal Solamente
Tamaño: 55.77 MBytes

Colchester, University of Essex, En otros movimien- tos politicos progresistas movimientos pacifistas y distintos grupos marxistaslas mujeres encontraban la misma discrepancia entre el compromiso por la igualdad de los hombres y su comportamiento tan terriblemente sexista frente a sus camaradas del sexo femenino. El orden simbdlico es un orden machista, regi- do por la Ley del Padre, y cualquier sujeto que interne trastornarlo, que deje que las fuerzas del subconsciente escapen a la represion sim- bolica, se situa en una posicidn de rebeldfa contra este regimen. En su introduccidn a Virginia Woolf: Las autoras de A Madwoman in the Attic pasan entonces a analizar la situacion de la artista dentro de una sociedad machista: Esta vision decididamente empirista no con- sigue comprender que lo real no es solo algo que construimos, sino tambien una construccion controvertida.

Su estudio de Miller o Mailer esta desprovisto de lo que en se con- sideraba respeto convencional por la autoridad y las intenciones del autor.

TEORIA LITERARIA FEMINISTA

Por este motivo he tratado de situar mi critica a las posiciones teoricas de otras feministas, claramente dentro de la perspectiva de la polftica fe- minista: Citan a Said, Ahora se puede aflrmar cientfficamente que la mujer es docil por naturaleza, mientras que el hombre es dominante, tiene una sexualidad mucho mas desarrollada y, por lo tanto, tiene el dere- cho de someter sexualmente a la mujer, que disfruta con esta opresion y al mismo tiempo la merece, por ser inutil y estupida de nacimiento, peor que un salvaje, infrahumana.

En otras palabras, ticomo es posible que las mujeres llegaran a es- cribir nada en absolute, si desde el momento mismo en que nacian estaban rodeadas de un implacable adoctrinamiento machista? Gilbert y Gubar Se convierten en una especie de atadura que in- moviliza el significado del texto, cuyas tramas se proponen descu- brir.

  ASI QUE MUEVELO ILEGALES DESCARGAR

teoria literaria feminista toril moi

Las obras de las mujeres se tratan como si ellas mismas fueran mujeres, y la crftica se embarca alegremente en una especie de toma intelectual de medidas de pecho y caderas. La efectividad de sus conclusiones sobre este 42 aspecto puede estar relacionada con el hecho de que su propia expli- cacion de la opresion sexual como un complot consciente y monolfti- co contra las mujeres conduce a una vision seductoramente optimista de las posibilidades de una total liberacion.

Para ello he decidido centrarme en las obras teoricas de tres autoras que yo considero claramente repre- sentativas de la crftica feminista angloamericana: Tras un breve repaso de los distintos tipos de crftica feminista, Kolodny se centra en su objetivo principal: Vista desde esta perspectiva, la obra Al Faro ilustra la naturaleza destructiva de una creencia metaff- sica en identidades de sexo fuertes e inmutables mpi representadas en Literara.

Beer tambien parece convencida de que ella puede captar la realidad en las novelas que analiza, espe- cialmente porque no sigue tendencias feministas. En su discurso estos dos bloques aparecen como dos bloques monolfticos y opresivos que sobresalen en el cam- po feminista antiautoritario y diversificado.

Dicha orientation se feminjsta en los ensayos de Jos 21 colaboradores de esta obra 19 mujeres, 2 hombres. Los hombres son mas fuertes que las mujeres, y el papel de las mujeres en la reproduccidn es mis largo y mis arduo que el del hombre.

Toril Moi Teoria Literaria Feminista – Libros, Revistas y Comics en Mercado Libre Argentina

Sus opiniones sobre la polltica machista estan obviamente in- fluenciadas por la obra de Simone Beauvier El segundo sexo, pero Mi- llett no reconoce esta influencia; sdlo cita a Simone de Beauvoir un par de veces y de pasada. Woolf misma sufrio una gran opresidn machista en manos de la insti- tucidn psiquiatrica, y Mio. De esta manera, cada generacion de escritoras se ha encontrado, en cierto sentido, sin historia, litetaria a redescubrir el pasado de nuevo, forjando una y otra vez la conciencia de su sexo.

Algu- nas crfticas feministas, por ejemplo, se han opuesto a la descripcidn del orinal y del ciclo menstrual de Molly Bloom en la obra de Joyce no hay ninguna referenda a si se depila o no las piemasargumen- 58 3 Colaboracidn de Robinson y Vogel 4 Ensayo de Katz-Stoker.

Desgraciadamente para las crlticas feministas posteriores, los as- pectos positivos del estudio de Millett estan mezclados con una serie de tdcticas menos acertadas que desmerecen seriamente de la obra Sexual Politics como estudio literario feminista.

teoria literaria feminista toril moi

Pero este no es el torkl efecto del empleo tactico de pronombres en primera persona del plural en el parrafo.

Hablo tambien como noruega y como profesora de literatura francesa en Inglaterra, extranjera tanto para Francia como para el mundo anglosajdn y por tanto, como mujer que escribe en una lengua extranjera, sobre cues- tiones que hasta cierto punto no le incumben. Si se define al lieraria como un ser masculino, y la mujer se encuentra que ella esta definida como una criatura que le pertenece, ccdmo se va a atrever ja- mas a coger un bolfgrafo?

  DESCARGAR MUSICA DE ROMO ONE YO TE ESPERARE

Segun esta definition, los ensayos de Woolf no pueden ser muy politicos tampoco.

Teoría literaria feminista – Toril Moi – Google Books

En femihista, el grado de objetividad necesario para la representacion del sujeto humano, individuo privado y ciudadano publico al mismo tiempo, se puede conseguir solo mediante la representacion de tipos. Si estudiamos los estereotipos de la mujer, el sexismo de algunos crfticos, los papeles tan limitados que la mujer ha desempeftado en la teoriq de la literatura, no aprendemos nada de lo que las mujeres han sentido o experimentado, sino sdlo lo que los hombres han pensado que koi mujeres deberfan ser.

Gracias a los esfuerzos feminidta Showalter, muchas escritoras hasta ahora ignoradas han empezado a tener el re- conocimiento que merecian; A literature of Their Own es una verdade- ra mina de informacion sobre las escritoras menos conocidas de ese periodo. Todas las escritoras de los si- glos xix y xx que evocan al monstruo femenino en sus poemas y novelas alteran su significado en virtud de su propia identificacion con Al margen de otros aspectos discutibles de este enfoque, la insis- tence en considerar a la autora como el elemento que dota al texto 72 de su unico y autentico significado, en realidad tnina la postura antimachista de Gilbert y Gubar.

Quisiera agradecer al Clare Hall, Cambridge, el haberme concedi- do su Hambro Felloship durante el curso ; aunque no escribi el libro alii, el aflo que pase en Cambridge me ayudo a reflexionar so- bre muchas de las cuestiones que aparecen en el texto.

Pero, en cualquier caso, no nos hace reir de una forma camavalesca como Rabelais.

Sencillamente, no habiendo tenido antes autoridad ffsica o intelectual, no tienen ninguna razon para oponerse a una litera- tura que esta refiida con la autoridad.

Meisel es el unico critico que yo conozca, que haya comprendido el caracter radicalmen- te subversivo de los textos de Woolf: No me sorprenderfa que Comillon tuviera razdn — tampoco se pintan las uflas de los pies ni se cambian de compresa los personajes literarios —pero su queja se basa en una creencia muy discutible: Para el, los grandes realistas como Balzac o Tols- toy, conseguian representar la vida humana en su contexto social, re- velando asi la verdad fundamental.

I cDebemos interpretar que existe un vinculo de causalidad entre la primera frase y las siguientes — que escribir era un acto revoluciona- rio para Woolf porque temblaba de miedo al escribir? No hay, pues, ninguna ra 2 on para afirmar que la prosa satirica de Ellmann sea inherentemente menos perturbadora que la rabia explfcita de Millett.